mas leidas 11 abril

Más leídas

Me encanta ver el apartado de “noticias más leidas” en los diarios digitales. Me dan una cierta idea de los temas de actualdiad, aunque estas listas se retroalimentan a sí mismas por lo que no son del todo fiables (si ves que una noticia está la primera en “mas leídas” sueles entrar aunque sea por curiosidad, por tanto recibe más visitas, por tanto seguira siendo la mas leida etc eco.). El caso es que hoy al echarle un vistazo a mitad mañana, veo lo siguiente:

mas leidas 11 abril

Tanto en El Pais como en El Mundo la noticia mas leída es la metedura de pata de Mariló Montero. Pero es que la tercera mas´leida en El País es un artículo de su pagina de moda sobre cómo salir de un coche en minifalda.

Por eso me gusta España. ¡El país se hunde, pero nos preocupamos por que no se nos vean las vergüenzas al bajar del coche! Ah, y por Mariló Montero.

Logo-Sisepuede-+-propuestas

Escrache

Durante las últimas semanas una palabra se ha colado en el vocabulario diario de los españoles: escrache. La gran mayoría de nosotros no habíamos oído este término hasta hace bien poco. Hace referencia a manifestaciones ciudadanas ante la casa de políticos con el objetivo de: 1. Señalar su lugar de residencia (en el caso de Esteban González Pons se llegó a empapelar la pared de su edificio ) y 2. Ejercer presión sobre ellos.

En España casi la totalidad de casos de escrache han sido organizados por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) en protesta por la oleada de deshaucios. La situación se ha vuelto insostenible: los deshaucios y la alarma social creada alrededor de ellos

En este ilustrativo artículo del ABC se explican los orígenes del escrache en la Argentina de mediados de los  90. Parece ser que esta práctica surgió para protestar contra los crímenes impunes de la dictadura.

El periodista de El Diario Isaac Rosa expone en su artículo del pasado 23 de marzo “El escrache es ilegal, violento y yo no querría sufrirlo, vale, ¿y qué?” (título literal de la pieza) las razones que esgrimen no los que apoyan, sino los que no condenan el escrache. El artículo puede resumirse en el siguiente párrafo: “(…) nos guste o no, hace tiempo que en esta partida alguien dio un puñetazo sobre la mesa, cambió las reglas y rompió la baraja. Y no fue la PAH. Al contrario, los antidesahucios no han empezado por los escraches, sino que antes de llegar hasta aquí han ido subiendo todos los escalones previos: confianza en el sistema (que los dejó tirados), denuncias en los juzgados (pero la ley hipotecaria los desamparaba judicialmente), peticiones a los gobernantes (oídos sordos), manifestaciones (ignoradas o reprimidas), paralización de desahucios (recibiendo a cambio más policía), recogida de firmas y presentación de una ILP (que el PP se resistió a admitir a trámite, y piensa rechazar), y ahora, después de consumir todos los cartuchos anteriores, el escrache.”

El Ministerio del Interior ha optado por ordenar a los agentes que identifiquen a los participantes en los escraches. Además, han secundado la decisión de la Ertzaintza y han decidido establecer un perímetro de seguridad en las casas de diputados donde hayan sido convocados escraches.

El artículo 18.1 de la Constitución española garantiza “el derecho al honor, A LA INTIMIDAD PERSONAL Y FAMILIAR y a la propia imagen.” La Constitución también protege la libertad de expresión (art. 20), es cierto, pero no el derecho al insulto. Debemos recordar que nuestros derechos fundamentales terminan cuando empiezan los de el resto.

Legitimar, o justificar, los escraches supone un gran peligro democrático. Porque si bien los ciudadanos tienen todo el derecho (incluso, a veces, la obligación) de alzar la voz y protestar ante lo que consideren una injusticia, no es menos cierto que los representantes parlamentarios elegidos democráticamente en las urnas no deberían ser objeto de presiones, amenazas, insultos, acoso o cualquier otra forma de intimidación. La época de la letra escarlata, o la de la estrella de David quedó, afortunadamente, muy atrás. Demos pasos hacia delante, pues.

social media

Herramientas de gestión de RRSS gratuitas

Gracias aun grupo de Facebook de profesionales del Social Media he llegado hasta esta pagina:

http://ipaz.info/social-media-tools/

Es increíblemente útil porque recopila en un sólo documento todas las herramientas gratuitas para gestión de redes sociales. Además las divide por red social y da una pequeña descripción de sus funcionales. ¡Una auténtica mina de oro!

A compartir que ya sabeis: “sharing is caring”.

Basta de censu...

Sin preguntas no hay cobertura

Y sin periodismo no hay democracia. Estos dos hashtags (#sinpreguntasnohaycobertura y #sinperiodismonohaydemocracia), impulsados por periodistas españoles para denunciar… volvió a estar en boca de todos ayer cuando los corresponsales españoles en Nueva York dieron platón a la Ministra de Sanidad Ana Mato, al anunciar su gabinete que la comparecencia posterior a la visita de Mato a la ONU Naciones Unidas no se realizaría en el formato habitual de rueda de prensa, sino que la Ministra iba a limitarse a una breve declaración. El gabinete de Mato excusó a la Ministra asegurando que su intención nunca fue negarse a responder a las preguntas de los periodistas allí congregados, pero que la Sra. Mato debía coger un avión y literalmente carecía de tiempo.

Durante los últimos años es cada vez más común asistir a estas ruedas de prensa sin preguntas, o como las denominó González Pons, “notas de prensa audiovisuales”. En un escenario muy cómodo para los políticos, estos aparecen ante los medios de comunicación, con traje y corbata ellos y la inevitable blusa de seda para ellas, efectúan su oportunista discurso y abandonan la sala con la satisfacción del deber cumplido y la media sonrisa en la boca. La situación llegó a ser ridícula cuando el Presidente del Gobierno no sólo dió una rueda de prensa sin preguntas, sino que ni siquiera estaba en al misma sala que los periodistas. Rajoy “compareció” ante los medios a través de un televisor de plasma.

La presidenta de Reporteros sin Fronteras (RSF) España calificó este pasado mes de febrero de “intolerable e impresentable” que los políticos organicen estas ruedas de prensa sin preguntas. Pero no fue la primera en hacerlo. Los directores de los principales diarios nacionales suscribieron en 2008 una declaración contra las ruedas de prensa sin preguntas y en defensa de las buenas prácticas del periodismo. Hace ya 5 años de esto y poco a cambiado, si acaso hemos ido a peor.

Si en la mencionada (no) comparecencia de Rajoy ante los medios a través de un monitor de televisión no hubiese acudido ningún periodista los ciudadanos tal vez no hubieran sido informados de las palabras del Presidente, es cierto, pero hubiera sido una cura de humildad para un Presidente del Gobierno que rechaza someterse a la preguntas de la prensa. Una prensa que es garante de la democracia, la libertad de expresión y que es necesaria para someter al poder político a un sano control.